Zona donante para un injerto capilar

¿Conoces la mejor zona donante para un injerto capilar? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre de donde se saca el pelo para el trasplante.

Tenemos claro que la única solución para la alopecia es el trasplante capilar. El injerto de pelo trasplantado al área receptora de alopecia, pasado un tiempo, vuelve a crecer para ya no caerse nunca más. Pero… ¿Qué sucede con la zona donante? ¿Se queda sin pelo después de la intervención?

¿De dónde se extrae el pelo para el trasplante?

La zona habitualmente donante de Unidades Foliculares se localiza en la zona occipital y temporal del cuero cabelludo, es decir, entre la coronilla, la nuca y los laterales de la cabeza. Los folículos se extraen de esta zona porque estos no se ven afectados genéticamente y hormonalmente por la hormona (dihidrotestosterona) responsable de la caída del cabello. Por lo tanto, aunque sean trasplantados a otra parte del cuero cabelludo, seguirán sin verse afectador por la caída.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la zona donante de cada paciente es diferente y está limitada. Por eso, en ITC Medical, hacemos un estudio para tener una estimación de cuántas unidades foliculares serán necesarias para cubrir la zona afectada por la alopecia y así asegurar un excelente trasplante capilar.

¿Vuelve a crecer el cabello de la zona donante en un injerto capilar?

¡Por supuesto que sí! El injerto capilar no consiste en cambiar la calvicie de zona. Los profesionales de ITC Medical cuidarán en todo momento la zona donante para mantener la naturalidad y densidad óptimas que permitan el crecimiento del pelo de forma espontánea sin verse perjudicada la estética de la zona tras haberse realizado un trasplante.
Una misma unidad folicular puede contener entre 1 y 4 pelos, por tanto, lo que se hace no es extraer todos los folículos presentes en la zona donante, sino seleccionar los más idóneos, cuidando al mismo tiempo de no trasplantar todos los folículos del mismo punto, sino repartidos por toda la zona de forma uniforme para que la estética no se vea afectada.

¿Cómo es una buena zona donante?

La clave para saber si tenemos una buena zona donante para el injerto son:

  • Alta densidad de folículos por centímetro cuadrado.
  • Varios pelos por unidad folicular.
  • Cabello grueso y oscuro.

Aunque aquí, quien tiene siempre la última palabra es el profesional quien analizará y valorará la zona donante del paciente para determinar si es apta o no para el trasplante capilar.

¿Qué efecto produce en la zona donante el trasplante capilar?

Gracias a la técnica FUE, la zona donante no se ve demasiado afectada por las operaciones de trasplante capilar. Ser meticuloso en el momento de la extracción de unidades foliculares mantendrá la zona en perfecto estado y con buena densidad de pelo que dará imagen de naturalidad.

Los efectos de la anestesia tanto en la zona donante como en la receptora tras un trasplante capilar irán disminuyendo según pasen las horas y cuando haya desaparecido es posible que aparezcan pequeñas molestias que desaparecerán en un breve período de tiempo.

2 días después del trasplante capilar

Como consecuencia de la anestesia y los pinchazos, la zona donante queda con una sensación como de “acorchamiento”, por eso, pasado dos días, la zona recupera la sensibilidad. Como contrapunto, con ella puede aparecer cierto picor. Sobre todo es muy importante no rascarse, sino aplicar suero fisiológico o un calmante tópico suave.

4 o 5 días después del trasplante capilar

Con el paso de los primeros días comenzará a aparecer pequeñas costras o escamas de piel, esto es debido a la cicatrización de las incisiones realizadas. Es fundamental dejar que se caigan de forma natural, así evitaremos cicatrices visibles.

Durante esta fase, es recomendable lavar en profundidad la zona con agua templada y champú neutro.

1 semana después del trasplante capilar

Poco a poco la zona estará totalmente recuperada, la hinchazón y las costras serán cada vez más imperceptibles, por lo que el pelo volverá a su proceso normal y el cuero capilar permitirá que este vuelva a crecer en su curso habitual.

2 semanas después del trasplante capilar

Una vez transcurrida las dos primeras semanas desde el día de la intervención, todas las molestias habrán desaparecido y ya solo faltará esperar a que el pelo vuelva a crecer y de esta manera ocultar cualquier mínimo rastro de la intervención.

Si quieres saber si tienes un área donante apta para un injerto capilar, ponte en contacto con nuestras clínicas de trasplante capilar, 937 576 033.

Etiquetado con

Entradas de blog relacionadas

Cuantos pelos se caen al día

¿Cuántos pelos se caen al día?

Son muchos los pacientes que acuden a nuestras clínicas y nos preguntan cuántos pelos se pueden caer a lo largo del día para saber si su caída es preocupante o no. Los expertos coinciden en que …